El tratado de medicina Zen

El tratado de medicina Zen

Peculiar narración sobre un curioso tratado de medicina, en el que aparecen enfermedades tanto físicas como psíquicas

Más detalles

En rebajas ¡En rebajas!
12,00 € IVA incluído

Disponibilidad: disponible

6 otros títulos de la misma colección:

En el año 1798, durante la República de Batavia, fueron confiscadas las propiedades del príncipe Guillermo V de Holanda. Obras de arte que hasta entonces habían estado guardadas en palacios dispersos por todo el país fueron reunidas en el palacio de Huis Ten Bosch en La Haya, origen del Rijkmuseum, y de la Biblioteca Real.

En un primer inventario de carácter provisional aparece mencionado bajo el epígrafe de “Objeto de valor histórico” ... “un manuscrito oriental con estampas y caracteres chinos comprado en la testamentaría de Hendrick van Rutenburch”, sin especificar el número de estampas ni la fecha de su compra.

No hay mención de la obra en ningún catálogo ni inventario posteriores al antes mencionado, hasta que el investigador Abraham Bredius comenta en sus apuntes, hacia 1884, la existencia de un tratado de medicina chino de curiosa procedencia en la Biblioteca Real de La Haya. La carencia de estampas en este segundo manuscrito dificulta la relación entre ambos textos, y no es hasta el año 1977 en que los profesores Walter Chang y Michael Brower, especialistas en arte y cultura china de la Universidad de Columbia, inician su tesis sobre “La presencia de elementos chinos en la cultura europea anterior al siglo XX”, cuando el tratado es investigado a fondo.

Como Brower y Chang apuntan, se trata de la transcripción de un texto de evidentes orígenes en la transmisión oral. Su origen popular se ve claramente reflejado por la sencillez del lenguaje utilizado y su carácter reiterativo, cuya finalidad es facilitar su memorización así como su entendimiento. Por otro lado, la ausencia de divinidades tanto taoístas como budistas refleja la universalización de los relatos que probablemente cambiaban de deidades según la región en que se relataban o escenificaban, hasta que se suprimieron en un intento de evitar la confusión del oyente y, una vez más, facilitar su retención.

En cuanto al transcriptor, según van Rutenburch era un monje de la secta chen, lo que parece bastante probable atendiendo a los caracteres y temática tratados. Los budistas chen (zen en Japón) son una secta que busca el perfeccionamiento del alma, de ahí la importancia de la curación del espíritu. Por otro lado, debido a la abundancia de caracteres manchúes, podemos afirmar que el escritor pertenece a la última época de la dinastía Ming (1368-1644) y estaba sin duda influido por la corriente de los llamados Individualistas, que daban gran importancia a los sentimientos del artista; quedando así plenamente justificado el protagonismo del hombre y sus sensaciones en el conjunto de la obra.

Se trata, por tanto, de un peculiar Tratado de Medicina en el que aparecen enfermedades tanto físicas como psíquicas, sus síntomas, el peligro de contagio y en lo casos en que ello sea posible, su curación.

Páginas: 66 pp
Tamaño: 20,5x13 cm
ISBN: 978-84-96114-82-1

No hay comentarios de clientes por ahora.

Solamente los usuarios registrados pueden introducir comentarios.

Proteja su Kindle con una funda de Amazon

Autores

Carrito  

(vacío)